¿Qué nos aporta una conexión de fibra óptica?

fibra-optica1

Hace unos años, las conexiones a internet se median en kbps (kilobits por segundo). Es el caso de los modems de 33k o 56k y cosas como la tarifa plana o las desconexiones de internet al recibir una llamada al fijo de casa. Cosas que los más jóvenes ni recordarán, y es que a día de hoy todo eso ya es historia. Por suerte.

Muchas cosas han cambiado desde entonces, y es que internet se ha hecho tan indispensable como la energía eléctrica en su día. Solo que en este caso, la revolución de internet ha ocurrido de forma mucho más acelerada y en tan solo una década aproximadamente. Las velocidades ya no se miden en kbps, sino en megabits por segundo (pronto gigabits), se acabaron los horarios limitados, las desconexiones… y es que hoy podemos utilizar internet para hacer cosas que hace pocos años eran impensables, como pedir cita con el médico (o incluso hacer una video-llamada con el), hacer trámites de la seguridad social o hacienda, pedir mesa en un restaurante, ver en directo un streaming de alguien que está en la otra punta del mundo o encender la calefacción de casa desde cualquier sitio.

Ventajas de una conexión de fibra óptica

Todo ello es posible gracias a las nuevas tecnologías de conexión a internet, siendo la última y más común de ellas la fibra óptica. Si bien al principio tener una conexión de fibra óptica en casa era impensable por su alto precio, recientemente se pueden encontrar muy buenas ofertas de fibra óptica. De hecho, es casi lo único que ofrecen las operadoras ya, a un precio más que asequible. Pero, ¿qué ventajas nos aporta una conexión de fibra óptica?

Velocidad

La primera y mas obvia es la mayor velocidad o ancho de banda. Esto nos permite navegar mas rápido y que las descargas tarden muchísimo menos que con cualquier otro tipo de conexión, además de poder conectar más equipos a nuestra red, ahora que todo está conectado, no solo los ordenadores: móviles, tablets, TVs, consolas… y es que si la velocidad máxima que una conexión ADSL puede alcanzar es de 30 mbps, la fibra empieza en los 100 mbps actualmente, pudiendo alcanzar velocidades de 10 gbps (y eso en redes domésticas, en redes empresariales es habitual ver conexiones de 100 gbps, incluso más en las redes internas de las compañías que ofrecen las infraestructuras de red).

fibra-optica2

Latencia

Pero la velocidad no es la única ventaja, ni mucho menos. Uno de los aspectos más importantes es la latencia o retraso. Esto es, el tiempo que tardan los datos en llegar del cliente (nosotros) al servidor, y viceversa. Aunque estos tiempos pueden parecer muy bajos, pues se miden en pocos mili-segundos, es la base de todo y lo que permite que tengamos conexiones en tiempo real. Así, mientras la latencia típica de una conexión ADSL es de unos 60 ms, con la fibra este tiempo baja hasta los 4 ms, pudiendo ser de 20 ms. La mejora es clara. Podemos medir la latencia (conocida como ping) de nuestra conexión a internet mediante alguna de las muchas herramientas de test de velocidad que hay online.

Conexión simétrica

Otra de las cosas importantes que nos permite la fibra óptica es tener conexiones simétricas. Esto es, que tengan la misma velocidad de subida (enviar datos) que de bajada (descargar datos). Este ha sido siempre un factor limitante de otros tipos de conexión.

¿Qué significa todo esto en nuestro día a día?

Todas estas mejoras técnicas nos permiten hacer cosas como ver streaming online, como la TV en directo, o poder acceder a contenidos multimedia en varios dispositivos a la vez.

Pero donde más diferencias notaremos será cuando realicemos tareas como subir archivos a internet, ya sea para subir las fotos que hicimos el fin de semana con nuestra nueva cámara de varios mega-pixeles para compartirlas con nuestros familiares o amigos, o cuando mandemos fotos y videos por WhatsApp, donde ahora tardará nada y menos. Con una conexión ADSL, al tener la velocidad de subida muy limitada con respecto a la bajada, los envíos de archivos grandes se tornaban eternos.

También lo notaremos en juegos online o video-llamadas, donde la baja latencia de una conexión de fibra nos permitirá poder disfrutar de los mismos sin apenas lag (retraso en el video o el audio, que tan complicadas hacen la comunicación a veces).