Instalar el SSD

Te ha llegado el SSD que compraste. Perfecto! ¿Ahora qué? Te explicaremos como instalar el SSD, activar el modo AHCI e instalar Windows en el nuevo SSD conservando la licencia. Lo primero será montarlo en el equipo para el que lo hemos comprado. Según nuestro caso, será un portátil o sobremesa, lo pondremos junto a un HDD o no, y nos aseguraremos de haber comprado todos los accesorios que necesitamos para poder instalarlo.

Vamos a hablar pues de lo que tenemos que hacer para instalarlo correctamente en nuestro equipo. Llegado este punto, tenemos 2 opciones: instalar windows desde cero en el SSD, o clonar el HDD al SSD. El clonado nos permitirá no tener que volver a reinstalar el SO, los programas y demás configuraciones, pero, aunque puede parecer un método más rápido a priori, tiene ciertos inconvenientes. Por ello, si se puede, siempre es preferible instalar Windows desde cero en el SSD en vez de clonar el HDD al SSD. Hablamos de todo ello en la sección “Clonar el HDD al SSD“.

Samsung 860 EVO - SATA 2,5''
Uno de los mejores SSDs que hay, ve a por este o el MX500, el que sea mas barato en cada momento. También disponible en versión mSATA y M.2-SATA.

Poner el SSD en el equipo y conectarlo

Instalar un disco duro en el equipo no es nada complicado, ya sea un sobremesa o un portátil.

Instalar el SSD en un PC de sobremesa

Si es un sobremesa y estamos instalando un disco SSD SATA de 2,5″, simplemente tendremos que conectar los cables de datos y alimentación, anclarlo a la caja (usando un adaptador de 2,5″ a 3,5″ si fuera necesario), y listos.

cables conectados a ssd sata

Si nuestro disco SSD es en formato mSATA o M.2, lo instalaremos en el sobremesa igual que lo haríamos en un portátil. Solo hay que buscar el puerto mSATA o M.2 en la placa base, introducir el SSD y atornillar el pequeño tornillo que hay al otro extremo del conector de la placa y que mantiene el SSD fijo y conectado en todo momento.

ssd m.2 puesto en placa base

Instalar el SSD en un portátil

Si te has decidido a cambiar el disco duro de tu portátil por un SSD, la cosa es mas fácil, pues no hay que conectar ningún cable. Si es un SSD de 2,5″ SATA, simplemente tenemos que quitar el HDD que había en el hueco del disco duro de 2,5″ del portátil, y poner el SSD en su lugar (si vamos a poner el HDD en un caddy en la bahía de la unidad óptica, tendremos que hacer lo propio).

A-Data XPG SX8200 - M.2-PCIe/NVMe
Buen SSD y de los pocos recomendables en formato M.2 PCIe/NVMe.

Si se trata de un SSD en formato mSATA o M.2, simplemente lo introduciremos en el puerto correspondiente y pondremos el tornillo de sujeción.

Activar AHCI para el disco SSD

Antes de instalar el Sistema Operativo, activa el AHCI en la BIOS si tu placa lo tiene y no lo tenias activado ya.

ide ahci bios

⚠️CUIDADO! Cuando cambies a modo AHCI, el Windows que tenias instalado no arrancará (si no fue instalado con la BIOS ya en modo AHCI); Windows solo arrancará con la controladora en el mismo modo en que estaba cuando fue instalado Windows (AHCI o IDE).

rendimiento modo ide vs ahci

El modo AHCI se cambia para todos los discos de la misma controladora (algunas placas tienen 2 controladoras SATA), o para ninguno; no se puede activar para unos si y para otros no. Si no hay opción de AHCI (no todas las BIOS lo soportan) no puedes hacer nada; en modo AHCI iría algo mas rápido, pero la diferencia de rendimiento entre un SSD y un HDD es enorme igualmente, aún sin el AHCI. No merece la pena comprar una controladora SATA para poner en un slot PCI-e de la placa tan solo para poder tener AHCI.

Crucial MX500 - SATA 2,5''
Uno de los mejores SSDs que hay, ve a por este o el EVO 860, el que sea mas barato en cada momento. También disponible en versión M.2-SATA.

Activar el modo AHCI si ya tenemos Windows 10 instalado

Si clonamos la instalación de Windows del disco antiguo al nuevo, o si ya hemos instalado Windows en el SSD y no hemos activado el modo AHCI en la BIOS, es recomendable cambiarlo, pues ganamos en rendimiento. Los pasos a seguir para activar el modo AHCI una vez Windows 10 ya está instalado en el SSD son:

⚠️CUIDADO! Si cambiamos el registro de Windows a modo AHCI y después la BIOS no se puede poner en modo AHCI, no podremos arrancar más ese Windows.

⚠️CUIDADO! Este proceso puede fallar y dejarnos sin poder arrancar el Windows del SSD; asegúrate de que tienes copias de seguridad de todos los datos importantes del SSD.

⚠️CUIDADO! SOLO PARA WINDOWS 10!

  1. Acceder a la BIOS del equipo y confirmar que hay una opción para activar el modo AHCI, pero no cambiar nada todavía. No hagas ningún otro paso sin comprobar esto primero!
  2. Arrancar Windows 10 y cambiar el registro:
    1. Abrir el registro y buscar la clave “HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Services\storahci\StartOverride
    2. En el panel derecho, hacer doble clic en el valor DWORD llamado “0” (un número cero); en “Información del valor” sustituir el 3 por un 0 (número cero); Aceptar
  3. Reiniciar el equipo, entrar en la BIOS y cambiar a modo AHCI
  4. Arrancar el equipo en “modo seguro” de Windows 10, Windows instalará los drivers del AHCI automáticamente
  5. Reiniciar y arrancar Windows 10 del SSD de modo normal; ya debería estar en modo AHCI
Crucial BX300 - SATA 2,5''
El mejor en versión de 120GBs, aunque los modelos de gama alta de 250GBs han bajado de precio.

Instalar Windows en el SSD

Para instalar Windows, desconecta primero todos los discos (ya sean HDDs o SSDs) que tengas conectados al equipo. Deja solo conectado el SSD donde vas a instalar Windows, luego ya conectarás los otros una vez Windows este instalado. Esto hay que hacerlo porque, si Windows ve durante la instalación que ya hay una partición de arranque de Windows en otro disco, en vez de crear una partición de arranque nueva en el SSD, marcará la ya existente para usar esa. Esto significa que, si un día quitas o se estropea ese disco que ya tiene la partición de arranque, el Windows que estás instalando en el SSD no arrancará porque le faltará la partición de arranque, que dejó en el otro disco durante la instalación.

instalacion windows

Una vez desconectados todos los otros discos, arranca desde un DVD o USB de instalación de Windows e instálalo normalmente. Durante el proceso de instalación, y si el SSD es de gran capacidad, puedes crear una partición de menor tamaño para el SO, y crear otra partición mayor para datos. Esto es un paso opcional, pero interesante si queremos mantener el SO y programas en una partición separada de los datos de usuario.

Licencia de Windows 10 – conservarla al instalar el SSD

Inicialmente tenias que tener instalado Windows 7/8/8.1 para poder actualizar a Windows 10, “actualizando” este proceso la clave de Windows 7/8/8.1 automáticamente a Windows 10 durante el proceso. Pero desde hace un tiempo, Microsoft permite la instalación de Windows 10 directamente, desde cero, sin tener instalado Windows 7/8/8.1 previamente, y usando una clave de Windows 7/8/8.1 para instalar Windows 10. Si tu equipo venia con Windows 8 o superior, no tienes ni que escribir la clave de licencia, pues esta se guarda en la BIOS/UEFI. Por el contrario, si tu equipo venia con Windows 7 y/o no tiene UEFI, deberás escribir tu clave de windows 7 durante la instalación de Windows 10, cuando te la pida. Si quieres obtener la clave del Windows que tienes ahora instalado por si acaso, puedes hacerlo con un programa como ProduKey (gratuito).

⚠️CUIDADO! solo podemos instalar la misma versión de Windows que teníamos instalada: Home / Pro, 32 / 64 bits…

ADATA Ultimate SU800 - SATA 2,5''
Solo comprar si el precio es menor que el de los de gama alta. También disponible en versión M.2-SATA y en 120GBs.

Instalar los drivers para sacar el máximo provecho al SSD

El siguiente paso es instalar los drivers, sobretodo los del chipset o controladora SATA (Intel Rapid Storage Technology). Con ellos, el rendimiento del SSD va a mejorar bastante comparado con si dejamos los drivers que instala Microsoft por defecto. Es recomendable usar la herramienta de auto-detección de Intel y dejar que detecte e instale todos los drivers para sus gráficas, controladoras SATA, chipsets, tarjetas Wi-Fi… que estén disponibles para nuestro equipo y versión del sistema operativo. Cabe la posibilidad de que no existan drivers del fabricante de nuestro chipset para las versiones mas recientes de Windows, en cuyo caso podemos buscar en la web del fabricante de nuestra placa base o portátil si hay disponibles drivers para nuestro modelo. Si tampoco los hay, no nos quedará mas remedio que dejar los drivers de Microsoft.

instalar drivers de intel

Por otro lado, la mejora de rendimiento que obtendremos instalando los drivers depende de cada fabricante. Por ejemplo, por norma general, los drivers de intel mejoran el rendimiento de nuestro SSD, pero en el caso de AMD es al revés en muchas ocasiones, con lo que si tenemos un chipset de AMD quizás sea una buena opción dejar el driver de Microsoft en su lugar.

Ya tengo el SSD ¿ahora que hago?
5 (100%) 3 vote[s]