Intel Optane ¿mejor que un disco SSD?

Puede que hayas oído hablar de Optane, que Intel lanzó como algo revolucionario anunciando a bombo y platillo todas sus bondades. Pero ¿qué es en realidad Optane? ¿Merece la pena, a estas alturas, comprar una de estas memorias? ¿Cuanto rendimiento ganamos y en qué condiciones? Vamos a verlo.

¿Qué es Intel Optane?

Lo primero que hay que saber para hablar de Intel Optane es que se trata de una memoria caché. Y para conocer qué beneficios nos aporta y en qué situaciones, debemos entender primero qué es una memoria caché.

Memoria caché

Una memoria caché no es más que una zona de almacenamiento temporal, con una gran velocidad de acceso y de capacidad reducida. Se usa para acelerar el acceso a datos que usamos frecuentemente y que tenemos originalmente en un dispositivo de almacenamiento de mayor capacidad, pero mucho más lento (disco duro).

Como se trata de una memoria de gran velocidad, esta es muy cara. Es por ello que sus capacidades son reducidas, pues de ser muy grandes su precio sería prohibitivo. Debido a su pequeña capacidad, no podemos tener en ella todos los datos que tenemos en nuestro disco duro. Lo que pasa entonces es que se quitan unos datos de esta caché y se ponen otros.

intel-optane

Aunque la memoria caché es temporal, en el caso de Intel Optane los datos se mantienen incluso después de apagar el equipo, no se pierden como la memoria RAM, sino que Optane es en realidad un disco duro SSD PCIe que se utiliza como caché en vez de como disco un duro como tal (aunque también se puede hacer).

Memoria caché
La memoria caché es un espacio de almacenamiento temporal, de capacidad reducida y con una gran velocidad de acceso. Se usa para acelerar el acceso a los datos que usamos más frecuentemente. Al tener relativamente poca capacidad se tienen que reemplazar los datos de la caché a menudo.

Usos de Intel Optane

Así pues, usaremos Intel Optane como un pequeño almacén temporal para poder acceder a los datos que tenemos en nuestro disco duro (lento) y a los que más frecuentemente accedemos, de manera muy rápida. Quizás con un ejemplo se entienda mejor: imaginemos que tenemos nuestro disco duro de 1TB con todos nuestros datos, incluido el sistema operativo; cada vez que encendemos el ordenador, accedemos a los archivos de sistema operativo para que este arranque y poder usar el equipo; así pues, los archivos del SO son unos de los que más a menudo utilizamos; si ponemos estos datos en la caché, el equipo arrancará muy rápido, pues los archivos del disco duro estarán en esta caché, que es mucho más rápida que el disco duro.

Es un poco la misma idea que los discos híbridos o SSHD. La diferencia es que en este caso no van ambos juntos en un mismo dispositivo, sino que Intel Optane es un accesorio que podemos añadir a un disco que ya tengamos (siempre que tengamos un puerto M.2).

Intel MEMPEK1W016GAXT PCI Express 3.0 Optane Memory - Disco duro sólido (16 GB, PCI Express 3.0,...
343 Opiniones
Intel MEMPEK1W016GAXT PCI Express 3.0 Optane Memory - Disco duro sólido (16 GB, PCI Express 3.0,...
  • Capacidad de memoria de 16 GB
  • Velocidad de lectura de 900 MB/s y de escritura de 145 MB/s
  • Rango de temperatura de funcionamiento de 0° C a 70° C

Ventajas de Intel Optane

Queda claro pues que, si instalamos una memoria Intel Optane en nuestro equipo, conseguiremos que los datos que más usamos se puedan leer a una velocidad muy rápida, ganando el equipo mucha velocidad y rendimiento igual que si tuviéramos un disco SSD M.2-NVMe, pues esto es lo que es en realidad Intel Optane.

Pero no todo es tan bonito como puede parecer. Veamos a continuación qué inconvenientes tiene Intel Optane a día de hoy.

Limitaciones y consideraciones sobre Intel Optane

Lo primero que hay que entender es que Optane guarda una copia de los datos del disco duro a los que accedemos para poderlos leer más rápido las veces posteriores. Esto significa que, la primera vez que accedemos a un archivo, este no será leído más rápido, pues lo estaremos leyendo desde el disco duro y no desde Optane. A medida que accedamos más y más veces a ese archivo, Optane lo pondrá en su memoria y las siguientes veces se accederá a él desde Optane, mucho más rápidamente.

intel-optane-vs-hdd-ssd

Ya hemos hablado de que las memorias caché tienen una capacidad limitada debido a su alto precio, y Optane no es una excepción. Hay módulos Optane de 16 y 32 GB. Esto significa que, si accedemos a cantidades de datos mayores que esos 16 o 32GB (en total, no por cada archivo), habrá que reemplazar datos de la caché de Optane para poder poner los nuevos. Si esto lo combinamos con el punto anterior, tenemos que cada vez que haya reemplazo de datos y queramos acceder a los datos que se han quitado de Optane para poner los nuevos, esos datos tendrán que ser accedidos desde el disco duro otra vez, siendo lentos de nuevo. Y así una vez tras otra.

Es importante apuntar que Optane mejora las velocidades de un HDD o un SSD SATA, pero no de un SSD M.2-NVMe, pues Optane no es más que eso, un disco PCIe-NVMe. Y hay que tener en cuenta que Optane tampoco nos aporta ningún beneficio en la copia de archivos, pues esos archivos se tienen que copiar al disco duro, no se pueden copiar solo al Optane, que es solamente una caché de lo que hay en el disco.

Además, hay que mencionar que Optane no es compatible con todos los equipos, pues necesitamos tener uno de los chipsets soportados.

Finalmente, hay que tener en cuenta que Intel Optane salió en 2017, cuando los discos SSD eran caros y de poca capacidad. Entonces sí tenia sentido tener una caché para agilizar los datos que teníamos en un HDD o incluso un SSD SATA. Pero hoy en día, con la bajada de precios que han tenido los SSD, incluidos los M.2-NVMe, y el aumento de su capacidad, tener una caché de 16 o 32 GB no sirve de mucho, cuando podemos tener un disco M.2-NVMe de 1TB por poco más de 100€. Y recordemos que Optane es un disco PCIe-NVMe, con lo que la mejora de rendimiento es inexistente si ya tenemos uno de estos discos. De hecho no podremos ni configurar Optane como caché de un disco M.2-NVMe.

OFERTA
Intel Optane Memory Unidad de Estado sólido M.2 32 GB PCI Express 3.0 3D Xpoint NVMe - Disco Duro...
652 Opiniones
Intel Optane Memory Unidad de Estado sólido M.2 32 GB PCI Express 3.0 3D Xpoint NVMe - Disco Duro...
  • Interfaz PCIe NVMe 3.0 x2
  • Velocidad de escritura secuencial de hasta 290 MB / s
  • Velocidad de lectura secuencial de hasta 1350 MB / s

Conclusión

¿Merece la pena Intel Optane?
Optane tiene poca capacidad y un alto precio, y su mejora de rendimiento solo se aplica a una cantidad limitada de datos. Además, no es compatible con cualquier equipo. A día de hoy, con la gran bajada de precios que han tenido los discos SSD, sumado a su aumento de capacidad, Optane tiene poco sentido.

En resumen, que Optane pudo tener su momento hace unos años. Pero por su alto precio y poca capacidad y, sobretodo, por la gran bajada de precios de los discos SSD, Optane a día de hoy no merece la pena. Lo mejor es, sin duda, comprar un SSD (ya sea SATA o NVMe) de la capacidad que necesitemos, y así todos nuestros datos serán accedidos de la manera más rápida posible siempre, sin cachés, reemplazo de datos ni ninguno de los inconvenientes de Optane.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. ACEPTAR

Aviso de cookies