¿Cuales son los mejores discos duros SSD baratos de septiembre de 2019?

dudas sobre que ssd comprar

Los SSD han revolucionado el mercado de los ordenadores, pues su rendimiento es espectacular comparado con los discos duros tradicionales. También son conocidos como discos sólidos, discos duros sólidos o discos duros de estado sólido, de su nombre en inglés, Solid State Disk. Aquí aprenderás todo lo que necesitas saber para comprar el mejor disco duro SSD y con la mejor relación calidad/precio. ¿Cuales son los mejores discos duros SSD baratos? ¿Es un disco SSD compatible con tu equipo? ¿Merece la pena realmente el cambio de un HDD a un disco duro SSD? ¿Mejor un disco SSD M.2-NVMe o SATA? ¿Cuales son los SSDs más baratos pero a su vez recomendables? ¿Sabes ya qué disco duro tienes? ¡Vamos a responder a todas tus preguntas y dudas sobre la tecnología SSD!

En el menú de la izquierda tienes varios apartados para informarte al detalle sobre todo lo que rodea al mundo de los SSDs. Si simplemente quieres saber cuales son los mejores discos SSD del momento puedes ver abajo los modelos más recomendados.

Tabla comparativa de los mejores discos SSD

Te aconsejamos encarecidamente que mires esta tabla comparativa de los SSDs mas recomendables del momento para que puedas ver cual es el que tiene mejores características de un vistazo rápido. Los discos de la tabla están ordenados por gamas. Además, se incluye el tipo de memoria NAND que usan, los TBW del SSD que proporciona el fabricante, si están disponibles en versión de 120/128 GBs, y qué tipos de conexión soportan. Como resultado, esta gran tabla con los discos SSDs más recomendables por su buena relación calidad/precio.

Si ya sabes qué tipo de conexión necesitas y quieres ver en un mismo sitio todas las opciones que tienes para poder comparar precios, puedes mirar estas listas de discos duros SSD según su tipo de conexión. Además, están ordenados de mejor a menos recomendables!

Los mejores discos duros SSD

 

Discos SSD con mejor relación calidad/precio

 

Los mejores discos duros SSD baratos

 

Está claro que los discos SSDs tienen muchas ventajas respecto a los discos duros tradicionales (HDD). Los discos SSD tienen un mejor tiempo de acceso, menor consumo, sin ruido, menor peso y tamaño, son más resistentes… vamos, que lo tienen todo! El cambio a un disco SSD implica un aumento de rendimiento brutal. Se nota desde el primer momento y en todas las tareas que hacemos con el equipo.

Lo único que hay que tener en cuenta para saber si podemos poner un SSD a nuestro equipo es el tipo de conexión para disco duro que tiene (ya sea un portátil o la placa base en un sobremesa). Esta conexión puede ser IDE, SATA, mSATA, M.2 o PCI-e.

Un SSD merece la pena incluso teniendo un equipo SATA I. No notarás apenas diferencia entre tener un SSD en SATA I, SATA II o SATA III. Por el contrario, lo que si se nota una barbaridad es el salto de un HDD tradicional a un SSD. Si, aunque esté en SATA I. Puedes darle una nueva vida a ese equipo viejo!

Ideas clave sobre los discos SSD

  • Un SSD mejora (y mucho) la velocidad general de tu equipo aunque tengas un equipo con puertos SATA I o SATA II.
  • Un disco duro SSD M.2-PCIe/NVMe no mejorará nada en nuestro equipo a parte de los benchmarks (y tareas puntuales de copia de archivo muy grandes).
  • Por normal general, ahora mismo, todos los SSDs que sean mas caros que el Samsung EVO 860 o el Crucial MX500 de capacidad equivalente, directamente no merecen la pena.
  • Al precio que están ahora los SSDs, en casi ningún caso merece la pena comprar un SSD chino. Mejor coge uno de los de gama baja, o si realmente no puedes gastar ni un céntimo mas, un SanDisk o Kingston, antes que un chino.

SSDs M.2-NVMe, ¿son tan rápidos como parece?

La velocidad máxima que alcanza el mejor disco duro SSD M.2-PCIe/NVMe del mercado en aleatorio son 133 MB/seg, cuando el bus SATA I puede soportar hasta 150 MB/seg. Así, esta velocidad es mas que suficiente para poder aprovechar al máximo ese disco SSD en la mayoría de situaciones. Y la mayoría de SSDs no alcanzan esas velocidades, sino que se quedan en unos 30-60 MB/seg. La única situación donde estaríamos perdiendo rendimiento es en la copia de archivos muy grandes y cargas de proyectos pesados. En el vídeo podemos ver como un SSD M.2-PCIe/NVMe apenas aporta ninguna mejora de rendimiento en el arranque del SO:

Los discos M.2-PCIe/NVMe son mas caros, con lo que el sobreprecio no merece la pena. Entonces, ¿cuando se aprovechan los M.2-PCIe/NVMe? Pues principalmente en tareas que hagan uso de la lectura/escritura secuencial. Por ejemplo, encriptar el disco, leer/copiar archivos muy grandes…, pero sobretodo en portátiles y equipos pequeños, pero por su tamaño, no por una mayor velocidad. Aunque tengan el aspecto físico de un módulo de memoria RAM, no hay que confundir un disco SSD con memoria RAM, pues algunos les llaman, incorrectamente, “memoria SSD”. Un disco SSD usa chips de memoria, pero llamar “memoria SSD” a un disco duro SSD puede llevar a confusión, por eso en esta web siempre lo llamaremos “disco SSD”.

Accesorios para tu nuevo disco SSD

Si vas a comprar un disco duro sólido puede que necesites algún accesorio más para poder instalarlo correctamente, o aprovechar el disco que reemplaces en el equipo, o el lector de CD/DVD, o convertirlos en externos, o que necesites un adaptador para poner el SSD en la bahía de 3,5″ del sobremesa…

como medir altura caddy para cd/dvd

Te lo explicamos todo sobre cables, adaptadores para anclar el disco a la bahía de tu caja/torre, caddys para sustituir la unidad de CD/DVD de tu portátil por un SSD o HDD de 2,5″, carcasas para convertir tu viejo HDD en un disco duro externo USB, o hacer lo mismo con la unidad óptica que saques del portátil…

Discos duros SSD externos

Los discos SSD son muy rápidos, pero porque limitarnos a un disco SSD interno? También podemos tener un SSD como disco externo tiene otras ventajas a parte del rendimiento. El principal es la resistencia a golpes, vibraciones y campos electromagnéticos. Al ser un disco externo, que lo movemos de un sitio a otro, esto cobra especial importancia. Evitaremos así daños físicos al disco y a los datos, que podrían ocurrir si se tratase de un HDD. Otro factor importante es el tamaño (no la capacidad) del disco. Podemos convertir un disco duro SSD en formato M.2 en externo y obtendremos un disco externo de gran rendimiento y de tamaño muy reducido. Por último también el consumo y el peso serán bastante menores si tenemos un disco SSD externo.

disco duro externo ssd sandisk

…y todo lo que necesitas para saber como elegir el mejor disco SSD

Pero en esta web también encontrarás información técnica sobre los discos SSD y recomendaciones sobre qué capacidad comprar. Hablaremos de SSD chinos o de marcas poco conocidas y de como comparar discos SSD entre si. Pero también sobre como optimizar tu disco SSD una vez instalado el sistema operativo en el, como clonar tu HDD actual al nuevo SSD, información sobre el Rapid Mode de Samsung y el Momentum Cache de Crucial, cuales son las diferencias entre el Samsung EVO y PRO, como ver el nivel de desgaste de tu SSD, aprender a entender si tu SSD está bien configurado… Sin olvidarnos de los SSD para portátiles, SSD para juegos, SSD de gran capacidad (1TB, 2TB, 4TB), SSD para RAID, SSD para consolas, SSD para Mac

Y también te recomendamos discos HDD y híbridos…

Los discos tradicionales HDD son el complemento ideal para tu disco duro SSD, pues son baratos y de gran capacidad. Así pues, son perfectos para almacenar nuestros datos o tener copias de seguridad. Por eso te recomendamos los mejores discos duros HDD del momento, especialmente los de gran capacidad. Tanto en formato de 2,5″ para portátiles, como en 3,5″ para equipos de sobremesa, y ya sea un disco interno o externo. También discos HDD para NAS, como el NAS Synology.

Por su lado, un disco duro híbrido o SSHD es idéntico a un disco HDD tradicional por fuera, pero las diferencias están en su interior. Pues, como su nombre apunta, un disco híbrido es un disco duro que combina lo mejor de 2 cosas. Un disco duro tradicional HDD por un lado y un disco duro sólido SSD por el otro. Esto nos debería permitir tener lo mejor de ambos mundos: velocidad y capacidad, a un precio más bajo que un SSD. Se trata de un SSD de baja capacidad (normalmente menos de 32GBs) y un HDD de gran capacidad (normalmente de 1TB o más).

Por último, además de los mejores discos duros SSD baratos, en nuestro blog encontrarás opiniones y reseñas o reviews de todo tipo de productos tecnológicos no relacionados con los discos duros.