Discos SSD Kingston ¿son recomendables?

Los SSD de marca Kingston son unos de los mas populares y vendidos. Esto es principalmente por su reducido precio. Kingston es una buena marca de memorias RAM. Pero ¿es realmente una buena idea comprar un SSD Kingston? Vamos a explicarte toda la gama de SSDs de Kingston, con sus distintos modelos, tanto en formato SATA como NVMe. Intentaremos también aclarar la eterna duda de si discos SSD como el Kingston A400, UV500 o A1000, son buenos o no.

kingston_A400

Todos los discos SSD Kingston

SSDs Kingston en formato SATA

SSD Kingston A400

El modelo mas conocido, pues es el más barato. Es tan barato porque usa memorias TLC (no 3D-TLC) y una controladora barata (Phison). Esto no solo se traduce en que es una controladora lenta, sino que además maltrata las memorias del SSD, ya de por si poco duraderas debido a utilizar tecnología TLC (sin 3D), al tratarse de un disco DRAM-less. Tiene unas cifras de TBW (durabilidad) muy bajas, y por eso Kingston solo ofrece 3 años de garantía.

Así pues, tenemos que el A400 tiene las siguientes características:

  • Velocidad aleatoria 4K: 36-38 MB/seg
  • Tipo de memoria: TLC
  • Capacidades disponibles: 120GB, 240GB, 480GB y 960GB (las 2 últimas solo en formato SATA-2,5″)
  • Formatos / conexión disponibles: SATA-2,5″ y M.2-SATA
  • Garantía: 3 años
  • Durabilidad (TBW): 40 TBW (120GBs), 80 TBW (240GBs), 160 TBW (480GBs), 300 TBW (960GB)
Kingston SSD A400 - Disco duro sólido de 240 GB (2.5" SATA 3)
  • Rapidez en el arranque, la carga y la transferencia de archivos
  • Más fiable y resistente que un disco duro
  • Diversas capacidades, con suficiente espacio para aplicaciones o para sustituir un disco duro

SSD Kingston UV500/SUV500

Con el modelo UV500 Kingston da un paso adelante, pues se trata de un disco con memorias, esta vez si, 3D-TLC. Además, soporta encriptación y tiene 5 años de garantía. El hecho de que utilice memorias 3D-TLC y una mejor controladora (Marvell) le da un plus en cuanto a durabilidad (TBW), dejándola en cifras similares a las del Crucial MX500, aunque sin acercarse a las del Samsung EVO 860.

  • Velocidad aleatoria 4K: 44-47 MB/seg
  • Tipo de memoria: 3D-TLC
  • Capacidades disponibles: 120GB, 240GB, 480GB, 960GB y 1.920GB (la última solo en formato SATA-2,5″, y las 2 últimas solo en formato SATA-2,5″ y M.2-SATA)
  • Formatos / conexión disponibles: SATA-2,5″, M.2-SATA y mSATA
  • Garantía: 5 años
  • Durabilidad (TBW): 60 TBW (120GBs), 100 TBW (240GBs), 200 TBW (480GBs), 480 TBW (960GB), 800 TBW (1.920GB)
OFERTA
Kingston SUV500/480G - Unidad de Disco Duro SSD, 480 GB, SATA3, 2.5"
  • 10 veces más rápidas que los discos duros de 7200 RPM
  • Unidad de autocifrado (SED) AES de 256 bits basado en hardware (SED) y TCG Opal 2.0
  • Disponibles en varios tamaños (2.5"/M.2/mSATA)
  • Varias capacidades hasta 960 GB
  • Capacidad de almacenamiento digital: 480 GB

Estamos pues, ante un disco SSD con buenas cifras tanto de rendimiento, como durabilidad y garantía. ¿Cual es entonces el problema? Pues es bien sencillo: si la principal baza del Kingston A400 es su precio, en el caso del Kingston UV500 no es así, ya que su precio es superior al del Crucial MX500. Esto hace que no sea una elección inteligente, siendo mucho mas recomendable decantarse por el modelo de Crucial.

SSDs Kingston en formato M.2-PCIe/NVMe

SSD Kingston A1000

Estamos ante el modelo de entrada de Kingston en cuanto a discos SSD en formato M.2-NVMe, con controladora Phison de nuevo. A pesar de ser el modelo más básico de la marca, su durabilidad es equiparable a la del Samsung EVO 970 Plus, por eso Kingston ofrece 5 años de garantía. Eso si, en cuanto a rendimiento queda un poco por detrás, tanto de este como del Adata XPG SX8200 Pro. Pero de nuevo, el precio sigue siendo casi el mismo que este último, que es mucho más recomendable que el modelo de Kingston.

  • Velocidad aleatoria 4K: 55-58 MB/seg
  • Tipo de memoria: 3D-TLC
  • Capacidades disponibles: 240GB, 480GB y 960GB
  • Formatos / conexión disponibles: M.2-NVMe (PCIe X2)
  • Garantía: 5 años
  • Durabilidad (TBW): 150 TBW (240GBs), 300 TBW (480GBs), 600 TBW (960GB)
Kingston SA1000M8/960G - Unidad de Estado sólido
  • 20 veces más rápida que un disco duro de 7200 RPM
  • Factor de forma M.2 de 22 x 80
  • Diseño de una sola cara
  • Múltiples capacidades, hasta 960 GB

SSD Kingston A2000

Este nuevo modelo de disco SSD NVMe de Kingston mejora con respecto al A1000, a pesar de incorporar igualmente una controladora Phison, por el hecho de ser PCIe X4 en vez de PCIe X2. Esto le permite obtener velocidades mucho mayores en lectura/escritura secuencial. En la velocidad de acceso aleatorio también mejora, manteniéndose su durabilidad en TBW en cifras casi idénticas a su predecesor.

  • Velocidad aleatoria 4K: 94 MB/seg
  • Tipo de memoria: 3D-TLC
  • Capacidades disponibles: 250GB, 500GB y 1TB
  • Formatos / conexión disponibles: M.2-NVMe (PCIe X4)
  • Garantía: 5 años
  • Durabilidad (TBW): 150 TBW (250GBs), 350 TBW (500GBs), 600 TBW (1TB)
Kingston A2000 (SA2000M8/250G) SSD NVMe PCIe M.2 2280 250 GB
  • Rendimiento PCIe NVMe a una fracción del coste normal
  • Compatible con un paquete de seguridad integral (TCG Opal, XTS-AES de 256 bits, eDrive)
  • Óptimo para Ultrabooks y equipos PC de pequeño factor de forma (PC SFF)
  • Actualice su PC con capacidades de hasta 1 TB**

Entonces, ¿es recomendable comprar discos SSD Kingston o no?

Si nos fijamos en su gama de entrada, el único aliciente es su precio, pero ni su rendimiento, durabilidad ni garantía son tan buenos como otras marcas mas recomendables y fiables. Hay que recordar que en el disco duro guardamos nuestros datos, y si falla el disco duro no es solamente cambiarlo por otro y listos, hay datos que se pierden y pude ser catastrófico. Por eso el disco duro no es un componente en el que sea recomendable ahorrar unos pocos euros y adquirir uno con mayor durabilidad siempre es la mejor opción.

Si nos fijamos en los discos SSD Kingston de gama media, a pesar de tener unas especificaciones similares a sus competidores, su precio es el mismo o incluso superior a estos, con lo que no tiene demasiado sentido comprar un modelo de Kingston teniendo otras marcas con mejor reputación en el mercado de los discos SSD por algo menos de dinero.

Por último, cabe comentar que históricamente Kingston ha destacado por algunos hechos no del todo lícitos, como cambiar las memorias de sus discos sin avisar ni cambiar el nombre del producto. Esto pasó con su modelo Kingston V300, donde reemplazó los chips de memoria NAND por otros mas lentos.

Además, Kingston también usaba controladoras SandForce, que tienen muy mala reputación por comprimir los datos y hacer así que sus velocidades de escritura fueran superiores (al comprimir los datos, hay menos que escribir, así que se tarda menos en escribir esos datos comprimidos). Luego, a la hora de leer los datos, los descomprime. Esto no sería una mala idea si no fuera porque los datos que usamos en el mundo real no siempre son comprimibles, con lo que el rendimiento variaba de un tipo de datos a otros, siendo extremadamente lentos cuando se le escribían datos no comprimibles.

Todo esto hace que la confianza de los usuarios en la marca no sea muy alta, y nunca se sabe qué esperar de una empresa que hace este tipo de cosas para abaratar costes de producción a costa de engañar al usuario con peores productos a los inicialmente ofrecidos.